Proceso de DWI de Texas: Cómo manejar los cargos por DWI

texas-dwi-proceso

La Texas DWI El proceso no siempre es tan simple como la gente asume. Después de un arresto por un DWI (conducir en estado de ebriedad), compareces ante un juez en una lectura de cargos. Por lo general, esta es su primera cita en la corte. 

En general, cuando esto ocurre depende de las circunstancias de su caso. Para algunos, sucede aproximadamente un día después del arresto. En otros casos, ocurre semanas o meses después. 

Para la mayoría de los casos penales, no hay mucho que hacer antes de la lectura de cargos. Aquí es donde difiere el proceso de DWI de Texas. Después de un arresto por DWI, debe tomar medidas rápidas para impugnar una suspensión administrativa de su licencia. 

Esta suspensión es impuesta por el Departamento de Vehículos Motorizados de Texas. Si no lo impugna, entrará en vigor automáticamente. Cuando te asocias con un abogado local de DWI, tienes a alguien que te guíe en este proceso. 

Además, tienes a alguien con quien luchar para proteger tus derechos y tu libertad. 

A continuación, cubrimos información básica sobre el proceso de DWI en Texas. Si necesita representación experta, programe una consulta gratuita lo antes posible. 

Qué hacer antes de la lectura de cargos

En Texas, las leyes de consentimiento implícito permiten que el DMV suspenda la licencia de cualquier conductor arrestado legalmente por DWI. Además, esto se aplica a los conductores que se niegan o no pasan una prueba de sangre o aliento para su BAC.

Aún así, tienes el poder de luchar contra esta suspensión. Sin embargo, para hacerlo, debe solicitar una audiencia de ALR dentro de los 15 días posteriores a su arresto. Cuando solicita la audiencia, pone la suspensión en espera. 

Esto significa que la suspensión está pendiente según el resultado de su contratación. Cuando no solicita una audiencia ALR, el DMV automáticamente impone la suspensión. Por lo general, esto entra en vigencia unos 30 días después de su arresto. 

Qué sucede en su lectura de cargos

En su lectura de cargos, el juez le informa sobre sus cargos y sus derechos. Sin embargo, las comparaciones de cargos son más que una formalidad legal. Si fue enviado a la cárcel después de su arresto, el juez establece el monto de su fianza o lo libera sin fianza. 

Además, el juez le preguntará qué planea hacer con respecto a la representación. Si no contrata a su propio abogado de DWI, el juez designa un defensor público para su caso. A menudo, estos defensores públicos son abogados sin experiencia recién graduados de la facultad de derecho. 

Luego, el juez le pregunta cómo desea declararse. Generalmente, tiene tres opciones. 

  1. Culpable
  2. No culpable 
  3. Sin concurso (nolo contendere)

Si bien algunas personas se declaran culpables para terminar con el proceso de DWI de Texas (no es la mejor idea), muchas se declaran inocentes. En este punto, una declaración de no culpabilidad le permite mantener abiertas sus opciones. 

Cuando quiera proteger su futuro, esta es su mejor opción. 

Cómo manejar un DWI en Texas

Después de la lectura de cargos, la siguiente etapa del proceso de DWI de Texas es decidir cómo manejar su caso. En esta etapa, el consejo de un abogado defensor de DWI con experiencia es esencial. A menudo, esto se reduce a dos opciones principales: negociar o pelear. 

Sin embargo, estas opciones no son necesariamente excluyentes entre sí. En muchos casos, los abogados penales intentan vencer los casos mediante mociones previas al juicio. Un ejemplo común en el proceso de DWI de Texas es una moción para suprimir evidencia. 

Si una moción no resulta a su favor, su abogado también podría negociar para reducir sus cargos. Además, si las negociaciones son desfavorables, su abogado puede recomendar llevar el caso a juicio. 

En última instancia, el objetivo de su abogado de DWI es lograr el mejor resultado posible en su caso específico. 

Pedir rebaja

La negociación de la declaración de culpabilidad es un proceso en el que su abogado y la fiscalía intentan llegar a un compromiso. Básicamente, esto equivale a que el acusado acepte un cargo de culpabilidad o no impugnar a cambio de sanciones menos severas. 

En algunos casos, es posible negociar una declaración de culpabilidad por un cargo no relacionado con DWI. Por ejemplo, puede resultar en un cargo por conducción imprudente. El objetivo aquí es reducir los penaltis. 

Por lo general, las debilidades en el caso del fiscal proporcionan a la defensa una mejor base para la negociación. Por el contrario, su poder de negociación disminuye cuando las pruebas en su contra son sólidas. 

Cómo funcionan las pruebas

Por lo general, la acusación tiene la carga de la prueba más allá de toda duda razonable en los casos penales. El proceso de DWI de Texas no es diferente. Cuando el fiscal no puede probar adecuadamente la culpabilidad, el juez o el jurado deben absolver. 

En términos generales, los ensayos de DWI duran desde unos pocos días hasta una semana. Primero, la corte debe seleccionar un jurado. A menudo, esto lleva un día completo. 

Luego, ambas partes presentan sus declaraciones de apertura. Aquí es cuando le dicen al jurado lo que creen que es cierto, así como la evidencia que mostrarán. 

A continuación, el meollo del juicio es la presentación de pruebas. Por lo general, la fiscalía presenta primero sus pruebas, ya que son ellos quienes recaen la carga de la prueba. Por ejemplo, pueden presentar resultados de pruebas que muestren la cantidad de alcohol que había en el sistema del conductor. 

Además, esta etapa del proceso de DWI de Texas a menudo implica llamar al oficial que lo arresta para que testifique. Una vez que la acusación descansa, su abogado presenta su evidencia. Sin embargo, es común que la defensa no presente ninguna prueba. 

En cambio, podrían trabajar con un testigo experto para obtener un testimonio favorable que arroje dudas sobre las pruebas de BAC. Después de la presentación de la evidencia, ambas partes hacen sus argumentos finales. 

Luego, el jurado recibe instrucciones sobre la ley aplicable y comienza su deliberación. Para muchos casos de DWI, las deliberaciones toman menos de un día. Cuando los jurados llegan a un veredicto, informan al juez, que lo anuncia al tribunal. 

Aborde el proceso de DWI de Texas con representación de expertos

Ya sea que desee negociar o ir a juicio, lo mejor que puede hacer es tener un abogado de su lado. Con la representación legal adecuada, obtiene orientación durante todo el proceso legal. Desde la audiencia de ALR hasta las negociaciones y el juicio, tiene un defensor dedicado a su futuro. 

El proceso de DWI de Texas a menudo resulta en duras sanciones para quienes no tienen representación. Como tal, es crucial encontrar representación legal para manejar su caso de DWI.